Infraestructuras Históricas

Campo de Caranza

En Junio de 1919 se inauguró el Campo de Caranza, con el encuentro Racing-Deportivo (que finalizó con un 1-5 favorable para los coruñeses). Esto dejó un mal sabor de boca a los ferrolanos por lo que exigieron un nuevo partido, en el que de nuevo fueron derrotados por los coruñeses por 4-3, aunque fue un partido con un inicio excelente del Racing que dominaba por 1-3, pero la figura casi mítica de Ramón González que marcó 3 goles en 4 minutos, dio la vuelta al marcador. Estas dos derrotas dieron lugar a una rivalidad que todavía perdura entre ambos conjuntos.

Inferniño

Dos años más tarde (1921), la inauguración del estadio del Inferniño marcó un hito en el fútbol ferrolano, jugándose el partido inaugural entre un combinado Inglés y el Racing de Ferrol que finalizó con victoria local por 3 a 2. Dicho estadio se construyó en unos terrenos que fueron cedidos por D. Guillermo Ventura Martín y tenía unas envidiables instalaciones para aquella época. A medida que pasó el tiempo este recinto sufrió ampliaciones y modificaciones tales como la construcción de una muralla y una grada, en un principio de madera.

Manuel Rivera

En 1951 se inauguró el Estadio “Manuel Rivera”, construido sobre el lugar que ocupaba el legendario “Inferniño”, adoptando el nombre del mítico futbolista ferrolano. El nuevo estadio sería escenario de dos brillantes ediciones del Trofeo Concepción Arenal en los años 53 y 54. El Trofeo fue de oro y se marchó, respectivamente, para Bilbao y Valencia. El ya legendario Manuel Rivera fue derribado en 1993

A Malata

En el año 1993, la Xunta de Galicia y el Concello de Ferrol, inauguran el Campo de A Malata, actual terreno de juego del conjunto racinguista. Con un presupuesto que superó los 1.780 millones de las antiguas pesetas, se construyó el Complejo Deportivo de A Malata, consistente en una Piscina Climatizada, un Campo de Fútbol y un campo anexo para entrenamientos. El campo principal cuenta con unas dimensiones de 105 x 68 metros y un aforo de 12.042 espectadores