El delantero de Palmeira ha vuelto a vestir la camiseta verde tras su lesión de rodilla que le obligó a pasar por el quirófano el pasado mes de agosto. Dos meses y medio después volvió a ser protagonista de un partido ante su afición que lo esperaba con los brazos abiertos. De echo, en el minuto 57, cuando Tena dio la orden de su entrada al campo, los aplausos de la grada no se hicieron esperar y el jugador fue recibido con una gran ovación.

Agradece infinito ese recibimiento y reconoce que: “fue un momento especial.  La gente en Ferrol es exigente y conmigo lo ha sido siempre.  Los aplausos de ayer son una muestra de que se confía en mí fútbol y me quedan 25 jornadas por delante para agradecérselo con lo que tengo dentro.”

Joselu espera no defraudar a esa afición a la que: “entiendo perfectamente,están en todo su derecho de sentirse decepcionados y trasladarnos su frustración.”  No obstante, para salir de esta situación: “necesitamos su apoyo y confianza.”

La vuelta de Joselu es un hilo de esperanza para intentar que el equipo pueda mejorar su juego y que con ello lleguen los goles y los resultados positivos. El racinguista espera poder celebrar el domingo, en Toledo, un gol que ayude a celebrar ese triunfo que tanto hace falta y después de jugar ayer ante el Cerceda algo más de 30 minutos acabó el partido con buenas sensaciones: “A pesar de tener solo 3 sesiones de entrenamiento con los compañeros las sensaciones han sido buenas, me he sentido muy bien.”

Reconoce sentirse contento a nivel personal pero: “decepcionado por no haber podido sumar los tres puntos en juego. ”

El delantero está totalmente convencido de que pronto llegarán los buenos resultados y para lograrlo: “necesitamos dar un paso al frente,sacar todos el orgullo y la personalidad que se necesita en estas situaciones.  Sin personalidad no se puede jugar al fútbol.”, sentenció.

Deja un comentario