Con un reparto de puntos finalizó el derbi en O Vao entre Racing y Coruxo, empate a tres goles, en el primer partido del nuevo año. Un punto que nos deja con un sabor agridulce ya que el conjunto local empató en el último suspiro. Cinco minutos de descuento excesivo echaron por tierra el trabajo de todo un encuentro en el que se vio una mejor imagen de la mano del técnico Ricardo López. Más motivación, más intensidad y hasta tres goles, dos de Joselu y uno de Maceira,  se consiguieron marcar en este partido con el que arranca la segunda vuelta de la competición.

El próximo domingo, nuevo objetivo con el primer encuentro en casa. A las 17:00 horas recibiremos la visita de la Ponferradina.

Deja un comentario