Así de claro y tajante se mostró Miguel Ángel Tena tras la derrota ante el Boiro: “No queríamos acabar así y por eso hay que pedir disculpa a la afición. Ellos han estado a la altura pero el equipo no. Pedir también disculpas al club porque no se merecían este partido después de la buena segunda vuelta que se ha hecho.” El técnico comentó que: “el equipo lo intentó más por inercia que por ganas. En ningún momento los jugadores creyeron que se podía remontar.” Y asegura que ahora sólo queda pensar en lograr un resultado positivo ante la Arandina: “es lo mínimo que podemos hacer, lograr la clasificación para la Copa del Rey. Después ya pensaremos en el próximo año.”

Deja un comentario