Manu Amor

Después de la tempestad, siempre llega la calma. El equipo completó un gran partido en A Malata y goleó al Arosa (4-0). Juan Antonio inauguró un marcador que redondearon Garrido y Pablo Rey, este último por partida doble. El equipo, muy superior a su adversario durante todo el encuentro, volvió a sonreír ante la afición. Además, el triunfo nos devuelve a la primera posición tras el empate del Bergantiños contra el Ribadumia.

Las ganas de revertir la dinámica se notaron desde el comienzo. Juan Antonio, muy activo, acaparó las primeras llegadas de peligro. En el minuto diez, avisó a Manu Táboas con un testarazo que se marchó desviado; dos después, Armental cabeceó al lateral de la red un centro de Pablo Rey desde la banda izquierda. El dominio correspondía al conjunto local, que volvió a rozar el gol en el minuto 24. El portero, muy atento, salvó in extremis un saque de esquina botado por Rey.

La insistencia dio sus frutos en el minuto 27. Joselu, veloz, sirvió el primer tanto en bandeja a Juan Antonio. El sevillano estrelló un primer remate en el palo, pero aprovechó el rechace para adelantarnos en el marcador. Justo antes del descanso, el propio Juan Antonio estuvo a punto de conectar con un centro raso de Armental que se paseó por el área. El resultado hacía justicia a lo visto en el primer tiempo.

La segunda parte arrancó con una expulsión. El arlequinado Pacheco, en el minuto 48, vio la roja directa por una dura entrada por detrás a Armental. En superioridad numérica, los racinguistas buscaron dormir el choque con posesiones largas. Joselu, en el 51’, se quedó a centímetros de rematar un centrochut del omnipresente Armental. Rozando el 60’, Diego Garrido se encargó de marcar la diana de la tranquilidad: empleó un pase de Fer Beltrán para, desde casi el área pequeña, batir a Táboas con un disparo cruzado.

El Arosa dio un pequeño susto en el minuto 68. Sylla, máximo realizador de la categoría, estrelló un potente tiro en el larguero. Tan solo fue un espejismo. En el 80’, Pablo Rey cayó derribado en el interior del área y el colegiado no dudó en señalar la pena máxima. El capitán se encargó de transformarla con su habitual sutileza. Otra vez él, en el 84’, cerró el marcador al cazar un rechace del meta a tiro de Diego Seoane. 17 goles en lo que va de temporada y 95 con la camiseta del Racing, a solo tres del récord histórico de Pazolo.

Los últimos minutos sirvieron para dosificar esfuerzos. Emilio Larraz dio minutos al juvenil Edu Blanco, que debutó en el presente curso. Victoria balsámica que refuerza el ánimo antes del vital choque de la próxima semana: el Bergantiños espera en As Eiroas.

Ficha técnica:

Racing: Chema; Seoane (Edu, min. 87), Catú, Garrido, Villarejo; Armental, Pau Bosch, Fer Beltrán (Joel, min. 74), Pablo Rey; Joselu y Juan Antonio (Marcos Álvarez, min. 81).

Arosa: Manu Táboas; Pacheco, Pablo González, Trapero, Torrado; Iago Martínez (Quique Cubas, min. 46), Julio Rey (Mou, min. 64); Javi Otero, Luis García, Chiqui (Suso, min. 64); y Sylla.

Árbitro: Castro Castro (Santiago). Expulsó con roja directa al jugador del Arosa Pacheco (min. 48). Amonestó con tarjeta amarilla a los locales Pablo Rey y Juan Antonio y a los visitantes Iago Martínez y Mou.

Goles: 1-0 Juan Antonio (min. 27). 2-0 Garrido (min. 59). 3-0 Pablo Rey (min. 80). 4-0 Pablo Rey (min. 84).