Las pruebas diagnósticas a las que fue sometido en la mañana de hoy han confirmado que Nico Serrano sufre una rotura fibrilar en el bíceps femoral de la pierna izquierda.

Se estima que la recuperación del futbolista se prolongará más allá de cuatro semanas.

Serrano tuvo que retirarse debido a estas molestias en la recta final del partido ante el Real Zaragoza