Fotografía: Mero Barral (Ferrol360)
Texto: Manu Amor

El Racing está de vuelta. El equipo culminó en Jaén una temporada para el recuerdo: campeones de grupo y triunfadores en la ronda más selecta. Lo hicimos, además, acompañados de 400 racinguistas en las gradas del Nuevo La Victoria. La verdadera fuerza de este club casi centenario. Aficionados llegados desde todas partes de España e incluso del extranjero, que tiñeron de verde la ciudad andaluza y nos dieron la fuerza necesaria para conseguir el éxito. A todos, una palabra: gracias.

No hay ascenso sin sufrimiento, y el domingo no iba a ser menos. El Real Jaén, con la necesidad de remontar, salió en tromba desde el principio. Diego Rivas fue el héroe del primer tiempo. El portero naronés, excelente en varias acciones, evitó que el 1-0 llegase antes del tiempo añadido. Si el conjunto local se hizo con la pelota, los nuestros buscaron la profundidad por las bandas; no hubo, sin embargo, demasiadas aproximaciones claras sobre la meta de De la Calzada.

La exhibición de Rivas arrancó en el minuto 17, con una mano sensacional a remate mordido de Antonio. Después, protagonizó una doble intervención milagrosa a disparos de Armero y del propio Antonio; la segunda, a bocajarro, resultó de especial dificultad. Mario Martos avisó en un par de ocasiones más, y el colegiado anuló un tanto de Antonio López por fuera de juego. El goleador local no perdonó en el 45+2′: cabeceó a la escuadra un saque de esquina e igualó la eliminatoria.

El equipo salió con otra cara tras el descanso. La entrada de Moreira centró a Joselu, decisivo para templar los ánimos. En el minuto 63, el delantero de Palmeira consiguió la diana decisiva: encaró a su defensor, lanzó con la izquierda y festejó con rabia un gol que sabía a ascenso. A partir de ahí, los pupilos de Emilio Larraz fueron los claros dominadores del encuentro. Joselu, incluso, pudo firmar el 1-2 en un mano a mano del que salió vencedor el guardameta.

Todavía hubo que soportar un último arreón de la escuadra jiennense, escenificado en un potente golpeo de Antonio López que se estrelló en el larguero. Fran Hernández anotó el 2-1 en el minuto 97 con un lanzamiento de falta, pero ya no hubo tiempo para más. La celebración con los aficionados, recogida a través de nuestros canales oficiales, quedó para la posteridad. Jaén fue verde por un día. Estamos de vuelta.

Ficha técnica:

Real Jaén: De la Calzada; Moha, Fragoso, Javi Pérez, Ocaña; Cervera (Jorge Vela, min. 78), Juanma (Juan Delgado, min. 71); Armero (Fran Hernández, min. 78), Mario Martos, Juanca; y Antonio López.

Racing de Ferrol: Diego Rivas; Seoane, Quique Fornos, Garrido, Villarejo; Pau Bosch; Armental (Moreira, min. 61), Fer Beltrán (Marcos Álvarez, min. 88), Pablo Rey (Joel, min. 78), Joselu; y Juan Antonio.

Árbitro: Tercero Campos (Comité castellano-manchego). Amonestó con tarjeta amarilla a los jugadores locales Antonio López, Cervera y Javi Pérez y a los visitantes Diego Rivas y Pau Bosch.

Goles: 1-0 Antonio López (min. 45+2). 1-1 Joselu (min. 63). 2-1 Fran Hernández (min. 97).