El Racing Juvenil consiguió esta tarde,  en Monforte, una victoria que vale más que tres puntos.  Con 9 jugadores sobre el terreno de juego, tras las expulsiones de Pablo Couselo y del portero,  Fran López lograron el triunfo ante el Calasancio por 1-2.

Se adelantaron los verdes en el minuto 62 con un gol de Cibrán y ya en ese momento jugaban en inferioridad por la expulsión del portero racinguista.  Su puesto tuvo que ser ocupado por el medio centro,  Edu Blanco, ya que el guardameta,  Carlos Berea fue convocado a última hora para el primer equipo.  A pesar del inconveniente en la portería, Edu hizo un trabajo sensacional parando incluso un penalti.  Minutos más tarde,  en el 75, llegaba la segunda expulsión de la tarde al ver Pablo Couselo la segunda tarjeta amarilla. Pero la situación se ponía aún más negra para nuestro equipo cuando en el minuto 81 el Calasancio lograba el gol del empate.  Sin embargo, la confianza y el esfuerzo de los verdes no se vino abajo y cuando faltaba tan sólo un minuto para la conclusión del partido,  Dani Barca marcaba el gol de la victoria con la consiguiente celebración, por todo lo alto,  de todo el equipo.

Con este triunfo el Racing Juvenil se vuelve a colocar en puestos de ascenso al situarse cuarto con 33 puntos.

Deja un comentario