Nuevo contratiempo para el equipo. Tras la resonancia magnética practicada a Catú  se ha confirmado el peor de los pronósticos. Nueva lesión de gravedad para el equipo, rotura del ligamento cruzado anterior de su rodilla izquierda.

Parece que esa lesión se ha cebado durante esta temporada con nuestros jugadores, pero ellos no bajan la guardia, son una piña y harán todo lo posible por conseguir el objetivo. Así nos lo han contado Armental y Garrido que esta tarde acudieron a rueda de prensa.