El ascenso a la División de Honor de Juveniles no se pudo celebrar esta mañana en A Gándara por parte del Racing Juvenil, aunque mañana, dependiendo del resultado del Victoria, se puede conseguir ya de forma matemática.

Emocionante partido el que se vivió esta mañana ante el CD Lugo y que finalizó con reparto de puntos. 3-3 reflejó el marcador final. Dos goles de Sanmatín y uno de Álex Ramos hacían soñar con una celebración por todo lo alto ya que siempre se fue por delante en el marcador, aunque el conjunto visitante fue capaz de empatar hasta en tres ocasiones.

Un empate o derrota del Victoria que juega mañana en casa del Porriño nos daría el ascenso. De lo contrario, habrá que esperar a la próxima jornada en la que hay una nueva oportunidad para conseguir el objetivo.